El sesgo de tomar acción

By octubre 30, 2017General, Productividad

Es interesante observar que hay un creciente sesgo hacia “tomar acción” en la vida moderna que afecta otra disciplina probablemente más importante: pensar.

Tomar acción se ha convertido en una elegante retórica que soluciona todos los problemas que podamos tener. La velocidad con la que hoy llega a nosotros nueva información por todos los medios, apoya a que jamás nos detengamos analizar las cosas.

La vida jamás ha tenido un ritmo tan elevado como el de ahora y aunque la tecnología está diseñada para hacer nuestra vida más fácil, también nos invita a incrementar nuestra necesidad de comunicarnos todo el tiempo, causando que nuestro cerebro se aclimate a responder de forma hiperactiva a todos los estímulos.

Mucha de la sabiduría antigua resalta que el propósito de la vida es lograr vivir en un estado de conciencia: cuando vivimos en un estado consciente, nos encontramos menos inclinados hacia tomar acción y somos mucho más propensos a la reflexión.

Pensar es una actividad consciente del cerebro y sin duda es esencial para que la mente se despeje de estar realizando acciones automatizadas.

Pensar es entonces el requisito para romper el ciclo de acción-reacción. Es una actividad necesaria para encontrar soluciones a nuevos problemas o para llegar a nuevas soluciones que se convertirán más tarde en acción.

Si no nos detenemos a pensar y analizar, siempre actuaremos en base a las acciones que hemos tomado en el pasado, de forma mecánica y sin ningún tipo de aprendizaje.

Hoy, el mundo es como es debido a las pocas personas que se detienen a pensar. Es importante glorificar menos el hecho de tomar acción y detenernos un poco de tiempo para analizar nuestros planes y tareas.

Necesitamos tomar decisiones pensadas para realmente poder mejorar en nuestras actividades y sobresalir en las áreas que buscamos.

About Hans Nolte

Empresario, coach y conferencista – Hans Nolte es socio fundador de Zebra Digital Marketing, creador de El arte de Facebook y Metas Poderosas.